Inflamación Alimentaria

Blog

alergia-alimentaria-en-bebes
09 Mar

Alergia alimentaria en bebés

La alergia alimentaria en bebés es un tema que preocupa cada vez más a padres y profesionales de la salud.

Lo cierto es que son bastante frecuentes, especialmente detectándose cada vez más casos en niños de corta edad. Se considera una reacción alérgica cuando el sistema inmunológico es el que provoca esa respuesta, que puede cursar de muy diferentes maneras, al entrar en contacto con un determinado alimento o sustancia. No significa que estos sean perjudiciales, a priori, para el niño sino que su organismo los ha detectado como un agente extraño e intenta defenderse provocando la reacción alérgica.

¿Qué síntomas nos permiten detectar una alergia alimentaria en bebés?

Uno de los primeros síntomas que debería despertar nuestras alarmas es la presencia de eczemas o afecciones en la piel, que se suelen presentar acompañados de picores.

También pueden aparecer otra clase de síntomas, de carácter más severo, que incluyen vómitos, diarreas e incluso algo de sangre en el pañal. Además de la gravedad que suponen, estos problemas suelen comprometer la capacidad de ganar peso del bebé. El problema de estos es que muchas veces se confunden con gastroenteritis y no se les presta la atención necesaria. La clave está en permanecer atentos y fijarse en si cada vez que se consume un determinado alimento o sustancia aparecen estos síntomas, en tal caso es muy importante acudir al pediatra lo antes posible.

En un grado todavía más preocupante está lo que se considera una forma de shock que incluye enrojecimiento general de la piel, dificultad para respirar e incluso atragantamiento con la lengua.

Conoce las causas más comunes que provocan alergia

Si detectamos que un bebé puede estar sufriendo una alergia alimentaria, el primer producto en el que tenemos que pensar es en la leche. Las proteínas de la leche causan problemas digestivos casi a un 7% de los bebés. Sin embargo, no se trata de suprimir este alimento, ya que, en muchos casos, los problemas surgen cuando no se mezclan correctamente las cantidades de leche infantil o se exceden las cantidades de alimento recomendadas.
Otro producto que conviene mencionar es el gluten y, en menor medida, la fructosa o el azúcar. Como hemos mencionado anteriormente, no se trata de suprimir alimentos, sino de alimentar a los bebés en la cantidad y forma adecuadas y sobre todo siguiendo las pautas del pediatra.

alergia-alimentaria-bebes

Cómo actuar ante un problema de alergia alimentaria

Si inesperadamente tu bebé presenta un cuadro de alergia deberás acudir de inmediato a urgencias pues aunque los síntomas sean leves, pueden empeorar con el paso de las horas.

Ante las primeras sospechas de un caso de alergia alimentaria en bebés, deberás acudir cuanto antes al pediatra, que será quien mejor establezca la gravedad de la misma y los pasos a seguir. Normalmente, retirará temporalmente algunos de los alimentos sospechosos de producir la alergia o solicitará pruebas médicas específicas para un seguimiento más exhaustivo del problema.

Es muy importante no hacer autodiagnóstico y retirar alimentos por nuestra propia cuenta pues puede que la reacción no se haya debido a una respuesta alérgica y estemos excluyendo nutrientes absolutamente necesarios para el desarrollo del bebé.

encuentra-tu-centro

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
¡Comparte esta noticia!