Inflamación Alimentaria

Blog

colon-irritable
14 Mar

Colon irritable o SII: qué es

El colon irritable se considera un trastorno común que afecta al intestino grueso.

Los signos y síntomas incluyen dolor abdominal, gases, diarrea, hinchazón o estreñimiento. El síndrome del intestino irritable es una afección crónica que el paciente deberá controlar a largo plazo. No obstante, únicamente un reducido número de individuos presentan síntomas o signos severos. Lo normal es que los síntomas se controlen mediante una dieta correcta, llevando un estilo de vida saludable y mejorando los niveles de estrés. Asimismo, los síntomas más graves también pueden tratarse con asesoramiento profesional o medicamentos.

El colon irritable no ocasiona cambios en el tejido, no aumenta el riesgo de padecer cáncer colorrectal y no agrava otras enfermedades gastrointestinales. Actualmente no se sabe cuáles son sus causas, ni siquiera qué es exactamente el colon irritable, aunque a lo largo de los años se han realizado diferentes investigaciones en las que se han descubierto varios detalles interesantes como que las personas que sufren SII tienen un colon más sensible y también pueden percibir contracciones más agudas en el intestino. Otro dato del que se tiene constancia es que la mayoría de las personas que sufren esta patología son mujeres.

¿Cuáles son los síntomas del SII?

Los síntomas del síndrome del intestino irritable incluyen cambios en las fases del movimiento intestinal, aumentando la sensación de hinchazón, exceso de gases y dolor en la zona inferior del vientre, además de mucosidad en las heces.

Es posible que una persona que tenga esta enfermedad sufra dolores intensos de estómago durante más de tres días al mes y en ellos se den las siguientes características: el dolor se alivia al realizar una evacuación intestinal, el dolor está relacionado con la frecuencia de evacuación o el dolor tiene que ver con la consistencia de la materia fecal.

Debido a que no hay cambios físicos en los intestinos, es posible que la propia persona piense que el dolor se encuentra solo en su cabeza. No obstante, la realidad es otra, ya que el dolor, la hinchazón y la incomodidad son totalmente reales. Generalmente, las personas afectadas por este síndrome sufren diarrea o estreñimiento, el tamaño y consistencia de sus heces es muy irregular y sienten una desagradable sensación de gases dentro de los intestinos. Los síntomas menos frecuentes, pero que igualmente se dan en algunas personas afectadas por este síndrome, aparecen en forma de molestias en la parte inferior del vientre y de secreción de moco en las heces. Otros individuos también muestran fatiga, ansiedad, dolor de cabeza, sabor desagradable en la boca, dolor en la espalda, problemas al orinar e insomnio, entre otros.

¿Cuáles son las causas del síndrome del intestino irritable?

Los profesionales no están del todo seguros de cuál es la causa exacta que ocasiona el síndrome. No obstante, en lo que los expertos sí coinciden es que una determinada combinación de diversos problemas pueden conducir a sufrir esta afección tan incómoda. Los trastornos gastrointestinales están relacionados con la relación cerebro-intestino, algo que puede afectar al funcionamiento del organismo. Por ejemplo, una persona que lleva tiempo experimentando momentos de dificultad o de estrés en su vida puede sufrir colon irritable, así como aquellos individuos que han sufrido algún abuso físico o padecen de ansiedad, depresión o cualquier otro trastorno mental. Otra causa podría resultar de los problemas derivados de las infecciones bacterianas en el tracto digestivo. También influyen en este malestar los problemas de intestino, la genética o la sensibilidad a algunos alimentos. En este último punto podemos determinar que el SII, en lo que respecta a los alimentos, no se da por una intolerancia o alergia a la comida pero si puede estar afectado por una inflamación alimentaria. La cuestión no es que las personas afectadas renuncien a comer lo que les gusta, lo que realmente se necesita es la reeducación del organismo para que poco a poco vuelva a aceptar todos los alimentos e incluirlos de nuevo en su dieta diaria.

sindrome-del-intestino-irritable

¿Qué tratamientos se pueden llevar a cabo para el SII?

El tratamiento para el síndrome del intestino irritable dependerá de los síntomas que padezca la persona, de lo graves que sean y de cómo afectan en su vida cotidiana.

No hay un tratamiento específico y único para todos los afectados por el síndrome. Es muy aconsejable llevar un control de los síntomas que la persona sufre así como de su periodicidad. A la hora de explicar el problema a un profesional se recomienda describir correctamente los síntomas, los hábitos diarios en referencia a la dieta y el ejercicio, además de la frecuencia de evacuación intestinal.

Es positivo para el organismo limitar el consumo de alcohol, cafeína, alimentos grasos y edulcorantes artificiales. Los profesionales siempre recomiendan un tratamiento que incluya ejercicio físico como correr, nadar, montar en bicicleta, etcétera. También ayuda dormir bien, reducir el estrés, no fumar y la toma de algún medicamento para el estreñimiento o para evitar la diarrea.

¿Cómo afecta la alimentación al colon irritable?

Los investigadores han descubierto que ciertos alimentos pueden llegar a ocasionar inflamación y esta puede cursar de muy diferentes manera, así como afectar a patologías ya existentes, mermando la calidad de vida de las personas que la padecen. El trigo, las levaduras, el níquel, los lácteos, la comida con mucha sal o los aceites cocinados son los causantes de la misma. Asimismo, el hecho de que este tipo de alimentos puedan ocasionar inflamación no significa que el individuo tenga que renunciar para siempre a comerlos, pero es fundamental conseguir que el organismo aprenda a asimilarlos correctamente. El Test de Inflamación Alimentaria Biomarkers permite identificar el problema y realizar una propuesta de dieta que no discrimina permanentemente ningún alimento.

Las personas que padecen colon irritable se ven notablemente afectadas por la inflamación alimentaria empeorando el síndrome y sufriendo malestares de todo tipo. Por ello es tan importante el correcto diagnóstico y tratamiento.

encuentra-tu-centro

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
¡Comparte esta noticia!