Inflamación Alimentaria

Blog

migranas-cronicas
18 Ene

Migrañas crónicas

Solo en España más de 1 millón de personas padecen de migrañas crónicas, con al menos un ataque fuerte por mes. 

Los estudios indican que más de la décima parte de la población mundial padece de migraña actualmente. Esta cifra supera a otras patologías ampliamente difundidas como es el caso del asma, la epilepsia o la diabetes. Pero, ¿cuánto conocemos de esta enfermedad? ¿Qué es? ¿Por qué puede llegar a ser crónica? ¿Existe un tratamiento eficaz para combatirla? A estos y otros importantes interrogantes intentaremos dar respuestas a lo largo de este artículo. ¡Acompáñanos!

La migraña

Se define como una enfermedad crónica que desencadena una serie de síntomas incapacitantes y de compleja solución. Comúnmente está asociada con un intenso dolor de cabeza. Puede ser y frecuentemente es acompañada por vómitos, náuseas y escalofríos. En algunos casos también produce sudoraciones y excesiva sensibilidad a la luz, olores o sonidos. 

Son las mujeres las que más las padecen, asociándose, en más de la mitad de estos casos, con el período menstrual.

Aun cuando es un problema que aqueja a un gran número de seres humanos sigue teniendo muchos aspectos aún desconocidos por la ciencia. La existencia o no de las denominadas “auras” antes de la crisis y en general de la variabilidad en los síntomas neurológicos asociados complica enormemente su estudio.

La teoría con un mayor número de seguidores es aquella que sostiene que la migraña es producto de un trastorno vascular en el cerebro. Con base en una constricción de los vasos sanguíneos que desencadena en una disminución del flujo sanguíneo, con la consiguiente dilatación y estiramiento de los vasos. Razón por la cual el organismo activaría las neuronas señales de dolor en forma de alerta. Lo que se traduce para las personas afectadas como ese dolor intenso y punzante.

Teorías más recientes niegan lo explicado anteriormente, sustentando la afirmación de que, por lo contrario, la causa del dolor radica en un aumento exacerbado del flujo sanguíneo aun cuando la circulación parece estar en sus niveles normales. Mientras que otro grupo de especialistas y científicos señalan a las estructuras de vasos sanguíneos diferentes o “anómalas” como causa de este fenómeno. 

Posibles desencadenantes

En busca de las presuntas causantes de la migraña encontramos un grupo de condicionantes o factores ambientales que están en estrecha relación con esta enfermedad. Aunque los factores varían entre un caso y otro, estos que os presentamos a continuación son los más comunes y los de mayor peso:

Alimentos

Se ha comprobado que un grupo importante de personas experimentan ataques de migraña después de haber ingerido ciertos tipos de alimentos o bebidas. El grupo de alimentos detonantes de migraña es amplio y varía mucho entre una persona y otra. En el caso específico de que la persona esté padeciendo además inflamación alimentaria es vital determinar qué grupos de alimentos la están provocando pues esta puede afectar de manera notable e incluso provocar las migrañas.

grupos-de-alimentos

Sueño

Los cambios abruptos en los ciclos de descanso, entiéndase como la falta o el exceso de sueño, también se ha identificado como una causa común en la aparición de episodios recurrentes relacionados con las migrañas crónicas.

Hormonas

Como ya os comentábamos anteriormente, las mujeres son más propensas que los hombres a desarrollar migrañas. Sus orígenes pueden estar encausados por los trastornos hormonales adherentes al ciclo menstrual, sin embargo, también pueden asociarse a otros trastornos hormonales que ocurren durante el embarazo o a la llegada de lo que conocemos como “menopausia”. Los métodos anticonceptivos basados en fármacos también pueden acarrear daños hormonales y ser los causantes de las migrañas

Estrés

No es casual que últimamente se hable del estrés como la enfermedad del siglo XXI. Pues bien, ya se ha comprobado que tiene su implicación en afecciones como la migraña. También un fuerte trauma emocional, aun cuando ha pasado un largo tiempo, puede influir en las crisis.

Desnutrición y/o deshidratación

La exposición prolongada ante situaciones de inanición puede acarrear la aparición de migraña. No respetar los diferentes horarios de alimentación diarios o un ayuno prolongado son factores desencadenantes de esta enfermedad.

Estímulos

En anteriores artículos ya hemos hablado de algunos síntomas asociados a las migrañas crónicas, fue en ellos donde mencionamos la sensibilidad extrema a la luz, ruidos u olores. Pues bien, la exposición a luces demasiado brillantes u olores y sonidos fuertes, pueden causar el inicio de una crisis de migraña.

Alergias

Las alergias alimentarias o químicas pueden provocar, y en muchos de los casos lo hacen, la aparición de migrañas más o menos fuertes. 

La inflamación alimentaria y la migraña

Queremos detenernos en este punto porque es de vital importancia para entender algunos conceptos esenciales. En primer lugar debemos dejar claro que existe una diferencia entre alergia, inflamación e intolerancia alimentaria. Comúnmente escuchamos la frase “él/ella es intolerante a este/aquel alimento”, cuando en realidad las dos únicas intolerancias reconocidas por la comunidad médica son a la lactosa y al gluten, de hecho, en el sentido estricto la celiaquía es una enfermedad autoinmune cuyo factor desencadenante es este último compuesto. Por otro lado están las alergias en las que profundizamos en este artículo que te invitamos a leer. Por último, y en la mayoría de los casos, lo que padece la persona es una sensibilidad denominada inflamación alimentaria. Esta última es producida por determinados grupos de alimentos que la persona, bien por haber consumido en exceso o porque su cuerpo ha superado el umbral de aceptación, no asimila correctamente derivando en todo tipo de malestares, entre ellos las migrañas.

Algunos productos pertenecientes a diferentes grupos alimentarios ya se miran con lupa pues pueden ser estimulantes de crisis de migraña. Entre los más habituales podemos encontrarnos con los cereales, cítricos, huevos, aspartamo, MSG, levadura o el azúcar de caña.

Mención especial merecen todos aquellos alimentos procesados, los cuales poseen toda una serie de químicos que pueden provocar migraña y fuertes dolores de cabeza en general. Por su parte, el aspartamo y el MSG son reconocidos como fuertes causantes de trastornos neurológicos que pueden desencadenar frecuentemente en migraña. 

alimentos-procesados

Detectar qué me produce inflamación alimentaria nunca fue tan fácil como ahora

Así es, con el Test de Inflamación Alimentaria Biomarkers es posible identificar cuáles son aquellos grupos de alimentos que provocan inflamación alimentaria y por lo tanto pueden estar afectando a pacientes con migrañas crónicas.
A diferencia de otros métodos que ya llevan tiempo en el mercado y hablan de intolerancia a alimentos, nuestro test cambia completamente este concepto pues tal y como sostiene la medicina solo existen la intolerancia al gluten (enfermedad celíaca) y a la lactosa. La sensibilidad a ciertos grupos de alimentos es denominada inflamación alimentaria y esta se mide a través de dos citoquinas inflamatorias, BAFF y PAF, que son capaces no solo de determinar si el paciente sufre o no de inflamación sino a qué nivel ya qué grupos alimenticios. Esto permite a nuestros especialistas definir un perfil alimentario ideal para la persona que se somete al examen y recuperar la asimilación a los alimentos sin necesidad de excluirlos de la dieta porque bienestar es no tener que renunciar a nada.

Tras haber llevado a cabo tanto la dieta de rotación, mediante la cual la persona reintroduce los alimentos progresivamente, como las indicaciones del especialista, el paciente reeduca a su organismo logrando que este vuelva a aceptar esas comidas que antes le provocaban malestar.

Lógicamente si nos centramos en las migrañas no podemos concluir que exista un tratamiento totalmente eficaz para eliminar la enfermedad por completo. Sin embargo si es cierto que en aquellos casos en los que estas estén provocadas o afectadas por la inflamación pueden mejorar muchísimo gracias al sistema Biomarkers.

encuentra-tu-centro

 

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:
¡Comparte esta noticia!