Inflamación Alimentaria

Blog

  • Inicio
  • Blog
  • ¿Qué se considera sobrepeso y cómo afecta a nuestra salud?
sobrepeso
22 Dic

¿Qué se considera sobrepeso y cómo afecta a nuestra salud?

Sobrepeso es una palabra que escuchamos con excesiva asiduidad para definir a aquellas personas que poseen algunos kilos de más.

Sin embargo, nunca debe confundirse con el término obeso, algo que resulta bastante habitual. Con el propósito de aclarar todas las dudas que puedas tener al respecto de esta cuestión, vamos a dedicar este artículo a los problemas de peso en general.

¿Qué es el sobrepeso?

Es, fundamentalmente, un incremento del peso corporal de un individuo por encima de unos patrones determinados en base a su altura, su talla y su complexión física. En concreto, el sistema utilizado para diagnosticar este problema se denomina Índice de Masa Corporal, más conocido popularmente bajo las siglas IMC. El propósito de este indicador es establecer cuáles son los niveles de grasa que posee el organismo con el máximo grado de exactitud posible y determinar cuáles son los riesgos que puede padecer en base a ellos.

La fórmula para calcular el IMC es extremadamente sencilla y cualquiera puede hacerla en casa. En concreto, es la siguiente:

IMC = Peso (kg) / Estatura al cuadrado (metros)

Por su parte, en función del valor resultante, es posible hacer la siguiente distinción:

  • Menor de 18: peso bajo. Es posible que existan problemas de desnutrición.
  • Entre 18 y 24,9: peso normal. El individuo está en su peso ideal.
  • Entre 25 y 29,9: sobrepeso. Las personas empiezan a presentar problemas de salud. A partir de 27, algunos expertos lo consideran obesidad de tipo I.
  • Entre 30 y 39,9: obesidad. Los problemas de movilidad y el riesgo de sufrir enfermedades cardiovasculares empiezan a ser muy altos.
  • Mayor de 40: mórbida. Graves problemas para perder peso y riesgo extremadamente elevado de sufrir accidentes cardiovasculares. En algunas ocasiones, la solución requiere cirugía.

Sin embargo, por sí solo, el IMC no tiene por qué indicar problemas de peso elevado. Esto sucede en el caso de los deportistas que poseen una gran cantidad de músculo que hace que su volumen corporal se incremente. En estos casos, lo mejor es recurrir a equipos de medición especializados que especifiquen con exactitud cuál es el valor exacto, en función de la detección de grasa corporal.

¿Cuáles son las principales causas que lo provocan?

La acumulación en exceso de grasa en el organismo es especialmente común en aquellos lugares del mundo que tienen abundantes suministros de alimentos y en los que los hábitos de vida sedentarios son predominantes. Por lo tanto, podemos determinar que una dieta poco equilibrada y con excesiva presencia de alimentos calóricos, unida a la falta de ejercicio y actividad física en general, son las principales causas de este grave problema de salud.

obesidad

Partiendo de la base de que el cuerpo necesita una cantidad determinada de grasa para que su sistema reproductivo, hormonal e inmunológico funcione con normalidad, es cierto que hay sujetos que pueden desarrollar un exceso de grasa corporal por razones ajenas a su dieta y a su actividad física. Este es el caso, por ejemplo, de las anormales retenciones de líquidos debidas a causas de diferente índole que deben ser determinadas por un especialista y de la inflamación alimentaria, que en muchas ocasiones es la causante de que la persona no consiga bajar de peso.

Es posible en muchos casos que el problema de peso sea ocasionado o se vea afectado por una inflamación alimentaria, lo primero que hay que hacer es detectar cuáles son los grupos de alimentos que están provocando ese estado en el paciente. Para ello, el Test de Inflamación Alimentaria Biomarkers, el cual se puede encontrar en diferentes centros de nuestro país, es de gran utilidad. Este permite, además de determinar si la persona sufre o no inflamación y a qué nivel, trabajar sobre la dieta del paciente para que este mejore su estado físico y de salud en general.

En este sentido, la inflamación no debe confundirse con intolerancia. Y es que las únicas dos sustancias que generan intolerancia en nuestro organismo y que están reconocidas por la comunidad médica son la lactosa y el gluten, de hecho, en el sentido estricto del concepto esta última es una enfermedad autoinmune cuyo factor desencadenante es este compuesto. Estas en ocasiones también pueden afectar al peso de la persona debido a desajustes en su alimentación pero en estos casos concretos se debe tratar el sobrepeso desde otro punto de vista.

¿Cómo afecta a las personas que padecen este problema?

El exceso de grasa corporal, aunque no sea en proporciones disparatadas, afecta gravemente a la salud y al estado de ánimo del individuo que lo sufre. No hay que olvidar, en este sentido, que el descontento con el cuerpo de uno mismo es todo un hándicap para el bienestar mental.

Sin embargo, queremos centrarnos sobre los problemas físicos generados por esta enfermedad. En concreto, lo primero que se hace palpable son las dificultades de movilidad. Y es que las personas que los padecen tienen mayores dificultades para desplazarse con comodidad y tienen más riesgo de sufrir lesiones graves en las articulaciones.

A nivel interno, el exceso de grasa corporal genera toda una serie de problemas que, en muchas ocasiones, no son visibles ya que no provocan síntomas. Este es el caso, por ejemplo, de la hipertensión, es decir, la presión arterial alta que acaba endureciendo y haciendo más rígidas las arterias y que puede provocar la formación de dilataciones en los vasos, tipo aneurismas, accidentes cerebrovasculares e infartos.

De hecho, las personas con exceso de peso tienen más probabilidades de sufrir, en algún momento de sus vidas, una enfermedad coronaria como puede ser una angina de pecho o un infarto agudo de miocardio. El riesgo de mortalidad en ambos casos es extremadamente alto. Esto está relacionado con el incremento que supone en los niveles de colesterol y triglicéridos, que forma placas en el interior de las arterias.

A esto hay que añadir que incrementa las posibilidades de sufrir cáncer de colon, de endometrio y de mama en el caso de las mujeres, las cuales también tienen más problemas para quedarse embarazadas y suelen presentar anomalías en la menstruación. Por su parte, también es frecuente que el exceso de peso genere apneas del sueño, problemas respiratorios y enfermedades en hígado y vesícula. 

Soluciones y tratamiento para el exceso de peso

El tratamiento en personas con exceso de peso suele consistir, siempre que no haya cuestiones médicas adicionales que lo motiven, en el establecimiento de una dieta sana y equilibrada y en la incorporación de rutinas de ejercicio físico a diario. De este modo, se crea un desequilibrio entre las calorías consumidas y las quemadas que propicia la pérdida de los kilos de grasa que se han adquirido con el paso de los años y que están provocando el problema.

Es importante que estas dietas sean supervisadas por un endocrino o un especialista en nutrición para que el individuo que las lleva a cabo no corra ningún riesgo para su salud. Asimismo, las intervenciones quirúrgicas, ya sea mediante la reducción de estómago o la introducción del balón gástrico, quedan reservadas para aquellas personas cuyo problema no tiene otra solución.

La supervisión es también de vital importancia cuando la raíz del problema se encuentra en inflamaciones alimentarias derivadas del consumo de determinados alimentos. En estos casos, una vez encontrados los grupos en concreto que lo generan mediante nuestro test de inflamación alimentaria, al que hicimos alusión anteriormente, es imprescindible también hacer un seguimiento exhaustivo del individuo para ir adoptando y modificando el tratamiento y la dieta en base a las necesidades del paciente.

El exceso de peso y de grasa corporal es una de las grandes lacras del siglo XXI en los países occidentales. De hecho, solo en Estados Unidos, el 64 % de la población sufre este problema. Por ello, resulta más importante que nunca combatirlo y hacerle frente para vivir más y mejor en el futuro. Sin duda, unos correctos hábitos alimenticios y de actividad física son indispensables para conseguirlo.

encuentra-tu-centro

 

TAMBIÉN PUEDE INTERESARTE:

¡Comparte esta noticia!