Inflamación Alimentaria

Hipertensión arterial

hipertension-arterial

hipertension-arterial
Hipertensión arterial

La hipertensión arterial es una enfermedad crónica que consiste, como su propio nombre indica, en el aumento de la presión arterial.

Las patologías cardiovasculares son actualmente la primera causa de muerte en nuestro país por lo que cuando hablamos de ellas debemos saber que nos enfrentamos a algo serio. De la misma manera también es crucial saber que existen millones de personas que conviven a diario con la enfermedad de la que estamos hablando y que por supuesto es tratable siempre y cuando se sigan las indicaciones del médico y se lleve una vida sana.

A día de hoy no se conocen las causas exactas que provocan que una persona sufra hipertensión arterial aunque sí se ha podido comprobar que existen una serie de factores que suelen estar presentes en la mayoría de las personas que la padecen. Por un lado están aquellos que no se pueden modificar, como la edad, el sexo o la herencia genética y por otro están aquellos que variándolos pueden mejorar la situación del paciente como los hábitos o las costumbres.

Así, una persona que tenga uno de los dos padres o ambos con hipertensión es más propensa a sufrirla de la misma manera que los hombres están más predispuestos a padecerla hasta que las mujeres llegan a la menopausia, donde ambos sexos tienen las mismas probabilidades. Y como era de esperar, la edad es otro de los factores que influye directamente ya que cuanto más mayores nos hacemos aumentan tanto la presión arterial sistólica como la diastólica, siendo así más proclives a convertirnos en hipertensos.

En cuanto a estos factores no podemos hacer nada ya que nos vienen determinados, sin embargo existen otros que son modificables y sobre los que podemos y debemos trabajar si nosotros o alguien de nuestro entorno padece esta patología. Un ejemplo claro de ello son las personas con sobrepeso. Estas tienen la presión arterial entre dos y tres veces superior a la de una persona que está en su peso, independientemente de los factores no modificables de los que anteriormente hemos hablado. Además de esto la nicotina, el alcohol y algunas drogas pueden propiciar también la aparición de hipertensión arterial.

Entonces, ¿qué se puede hacer para combatir esta enfermedad? La primera tarea a llevar a cabo es seguir el tratamiento establecido por el médico especialista pero existen muchas más cosas que se pueden cambiar en nuestro día a día para contribuir a ello.

Está demostrado que llevar una dieta sana y practicar ejercicio a menudo ayuda a estar exento de padecer esta enfermedad. Íntimamente relacionado con esto encontramos a la inflamación alimentaria por lo que si eres hipertenso y quieres mejorar tus hábitos alimenticios así como la influencia que tienen los alimentos sobre tu enfermedad te invitamos a que descubras el sistema Biomarkers.

¡Comparte!