Inflamación Alimentaria

Migrañas

migrañas

migrañas
Migrañas

Las migrañas son un tipo de dolor de cabeza intenso de variable duración que puede presentarse acompañado de otros síntomas.

Actualmente las cefaleas o fuertes dolores de cabeza son uno de los trastornos más extendidos y frecuentes de la población.

Normalmente afectan solo a un lado de la cabeza aunque pueden aparecer en ambos y se presentan como una cefalea opresiva y pulsátil.

Entonces, ¿todos los dolores de cabeza son migrañas? La respuesta es no. Este se trata de un dolor que empieza de forma repentina y puede ir acompañado de otros síntomas en la vista (hipersensibilidad a la luz) y el aparato digestivo (náuseas y/o vómitos).

Habitualmente afectan a personas de entre 20 y 55 años, especialmente mujeres, y más de la mitad tienen familiares directos que también las padecen.

A pesar de que no se conoce la causa exacta de esta patología se cree que es un trastorno con base genética que está estrechamente relacionado con una serie de factores no modificables (edad, sexo y otras enfermedades) y otros modificables (obesidad, dieta, estrés y falta de sueño). Numerosos estudios afirman que se pueden prevenir sin necesidad de utilizar medicamentos gracias a unos hábitos de vida saludables.

Las migrañas pueden ser transitorias y de la misma manera que surgen desaparecen. Tienen una duración que puede llegar hasta los 3 días aunque para la mayoría desaparecen a las 48 horas. Sin embargo, tras haber padecido un episodio de este tipo la mayoría de personas afirman sentirse afectados un tiempo. El problema viene cuando se convierten en migrañas crónicas. Aquellos pacientes que las sufren de manera continuada y no toman medidas pueden llegar a padecerlas de por vida, restando así calidad de vida.

Existen alimentos que se relacionan habitualmente con las migrañas como el chocolate, el queso curado, los alimentos fermentados o las bebidas con gas entre otros. No obstante cada persona es diferente y lo que a una puede estar afectándole a otra no, por eso es tan importante determinar la causa.

La inflamación alimentaria y las migrañas están estrechamente relacionadas pues la primera de ellas puede ser la causa desencadenante de los fuertes dolores de cabeza o empeorarlos en caso de estar sufriéndolos ya. Por ello, conocer aquellos grupos de alimentos que están afectando de manera negativa al paciente ayudará a reeducar el organismo del mismo para que pueda consumirlos sin sufrir efectos adversos consiguiendo así una dieta sana, variada y equilibrada.

Es importante tener en cuenta que el sistema Biomarkers no contempla la exclusión de los alimentos que estén provocando la inflamación pues el verdadero problema no es que se sea intolerante sino que nuestro cuerpo ha superado el umbral de aceptación a los mismos y esto es algo reversible.

¡Comparte!