Inflamación Alimentaria

Problemas de circulación

problemas-de-circulacion

problemas-de-circulacion
Problemas de circulación

Los problemas de circulación son la primera causa de muerte a nivel mundial.

La circulación es el proceso mediante el cual el flujo de sangre, que transporta los nutrientes necesarios para que nuestro organismo funcione, llega a todas las partes de nuestro cuerpo.

Las patologías del sistema circulatorio incluyen todas aquellas enfermedades relacionadas con el corazón, los vasos sanguíneos y la sangre y aunque son muy diversos se pueden clasificar en cuatro grandes grupos:

  • ​Enfermedades cerebrovasculares
  • Enfermedades isquémicas del corazón
  • Enfermedades vasculares periféricas
  • Otras enfermedades

Las dos primeras son las de mayor importancia pues suponen el 60 % de la mortalidad derivada de este tipo de trastornos.

Numerosos estudios han demostrado que la alimentación y los problemas circulatorios están estrechamente relacionados. La mala circulación se debe en gran medida a la dieta pues los alimentos ricos en grasas saturadas, los de alto contenido calórico y los procesados o comida basura, cada vez más presente en nuestra alimentación, generan colesterol, el causante de que las venas y arterias por las que circula la sangre se vuelvan más estrechas dificultando así su flujo. Esto unido a una vida sedentaria deteriora todavía más nuestra salud.

Aunque es cierto que cada persona es un mundo y los mismos alimentos consumidos por dos individuos pueden tener efectos totalmente diferentes en uno y en otro, a la larga, una dieta desequilibrada y rica en calorías puede ser desencadenante o factor de riesgo de numerosas dolencias, entre ellas las circulatorias. Y no solo estas últimas, también puede provocar o afectar notablemente a otras enfermedades como la diabetes, la artritis e incluso el cáncer.

Esto desemboca en una cuestión íntimamente relacionada con la inflamación alimentaria: ¿cómo se pueden tratar los problemas de circulación? En primer lugar siguiendo las indicaciones del médico para el tratamiento de la patología sufrida, si fuese necesario, mediante fármacos. Y en segundo lugar teniendo en cuenta el hecho de que cada persona tenemos un perfil alimentario ideal y que para que nuestro organismo mantenga un equilibrio debemos adoptarlo. El sistema Biomarkers pretende precisamente esto, lograr que la persona pueda llevar una dieta variada sin excluir alimentos y evitando los efectos negativos que un grupo o grupos alimentarios puedan estar provocando en ella.​

¡Comparte!