Inflamación Alimentaria

Trastornos del ánimo

trastornos-del-animo

trastornos-del-animo
Trastornos del ánimo

Los trastornos del ánimo no solo afectan a la persona a nivel emocional sino que pueden ser los causantes de otras enfermedades.

Estos suelen dividirse en dos grandes grupos: los trastornos depresivos y los bipolares.

La mayoría de personas que sufren algún desorden emocional empiezan sintiéndose tristes, abatidas, agotadas o teniendo episodios de euforia y tristeza prácticamente al mismo tiempo.

Debido al tipo de síntomas que se presentan en los trastornos afectivos es común que personas que los padecen no lo sepan y otras que no lo hacen puedan creer que sufren de depresión o ansiedad por ejemplo. Por eso es tan importante que estas patologías estén diagnosticadas y controladas por un profesional de la salud que pueda determinar su gravedad así como su tratamiento.

Desde hace unos años la literatura medica está dando a conocer numerosos artículos que relacionan las alteraciones de la microbiota intestinal y diversos trastornos a nivel psiquiátrico/emocional.

La inflamación no es una alteración que se centre en un órgano determinado de nuestro cuerpo pudiendo afectar a la totalidad de los mismos y no siendo los órganos responsables del control emocional inmunes a verse afectados por ella.

Por otra parte, hoy en día, es un hecho científicamente demostrado la relación entre alimentación e inflamación, esto nos lleva a deducir que si conocemos nuestros niveles de inflamación y podemos controlarlos con la correcta administración de los alimentos de nuestra dieta, podremos controlar la misma y como consecuencia de ello mejorar nuestra calidad de vida en todos los aspectos, el emocional incluido.

Un reciente artículo publicado en junio de 2017 en la revista Psychosomatic Medicine ha demostrado la estrecha relación entre funcionamiento intestinal y comportamiento. Otros artículos de mayo del mismo año hacen hincapié en la relación de la amígdala cerebral, órgano que controla emociones como el miedo o la ansiedad, con un correcto funcionamiento intestinal. Muchas de estas conclusiones recomiendan la administración de probióticos para controlar el funcionamiento del intestino, pero parece lógico pensar que, si controlamos  este funcionamiento controlando los grupos alimentarios que nos producen inflamación realizaremos este control de una manera mucho más natural y saludable.

La psiconeuroinmunología es una ciencia emergente y estamos convencidos de que el control de la inflamación mediante la detección y adecuada administración de los grupos alimentarios que nos afectan será algo cotidiano en el futuro.

Si padeces alguno de los trastornos del ánimo citados en este artículo u otro que pertenezca a este grupo de dolencias el Test de Inflamación Alimentaria puede ayudarte a mejorarlo.

¡Comparte!